Pide Iglesia aceptar decisión de votantes

El Arzobispo Rogelio Cabrera López llamó a vivir los próximos comicios en paz y con respeto. Foto Reforma

Reforma

Monterrey, NL.- A aceptar los resultados de los comicios del domingo 1 de julio llamó ayer el Arzobispo Rogelio Cabrera López.
“Respeto a las urnas, respeto a los responsables de las casillas y respeto, desde luego, al voto de los ciudadanos”, dijo tras oficiar la Misa de Confirmaciones en Catedral.
“El que gane que lo reciba con humildad, y el que no quede elegido, también que aguante el deseo del pueblo, porque en último término la mayoría es la que decide”.
El prelado pidió a quienes resulten electos a los cargos de gobierno que velen por el bienestar de México.
“Aquellos que sean elegidos por el parecer del pueblo ojalá y cumplan todos con su deber. Una nueva oportunidad les da la ciudadanía. Ya no podemos seguir actuando contrario al deseo y contrario al bien del País.
“Los tiempos nuevos son tiempos de gobierno consensado, de gobierno participativo. Ya esperamos que los presidencialismos queden agotados y ahora nos enfoquemos a una nueva democracia como la quiere el mundo y que, desde luego, también nuestro País”.
El líder católico exhortó a los políticos a evitar la celebración de victorias hasta que las autoridades competentes determinen que las tendencias los favorecen.
“Esto evita cualquier acto de violencia, de malestar y de duda que pueden caer en el corazón de los ciudadanos”, explicó.
Cabrera López también invitó a vivir la jornada electoral en paz.
“Evitemos todo insulto y toda falsedad para que podamos llegar con ánimo sereno a celebrar el próximo domingo las elecciones”, mencionó.
“Quiero pedirles que participemos sin miedo, sin zozobra y siempre seguros de que aquello que ocurra tiene que ser para el bien de nuestro País”.

Rechaza separación
Cabrera López se unió ayer a las voces que reprueban la separación de las familias de migrantes en la frontera entre México y Estados Unidos a causa de la política migratoria del Mandatario estadounidense, Donald Trump.
“Es un clamor generalizado que es inhumano separar a los padres de los hijos. Ojalá y que las leyes que están dificultando este acto humanitario puedan resolverse convenientemente en Estados Unidos”, expresó el prelado.
El líder católico exhortó a la comunidad regiomontana a acoger a los migrantes.
“Nunca es fácil recibir a un extraño, pero creo yo que la sana humanidad y más nosotros creyentes en Dios, muchos de nosotros cristianos, sabemos que recibir al migrante es un deber”.
Cabrera López comentó que la migración masiva de personas es un tema en la agenda global.
“Son millones de desplazados que están esperando un trato digno y humanitario. El problema en Europa es acuciante y lo mismo también aquí entre nosotros”, dijo.
“Es un momento en el que se verá la capacidad que tiene la humanidad de resolver un problema que es el problema hoy: el problema de la migración”.