El sabotaje pudo causar ‘una tragedia peor’: Grupo México

Vista general de los vagones volcados en Río Blanco. Foto EFE

Agencia Reforma

Ciudad de México.- El sabotaje de delincuentes a un tren para robar su carga en Orizaba, Veracruz, dejó un salgo de 7 heridos, 17 vagones colisionados y varios millones de pesos por cuantificar en pérdidas.

Sin embargo, el accidente pudo haber sido mucho peor según María de Lourdes Aranda, Directora de Relaciones con Gobierno y Comunicación de Grupo México Transportes (GMXT).

El tren fue dividido por delincuentes en tres partes, algo que no había sucedido en otros incidentes criminales contra estos transportes.

“Estos delincuentes dividieron el tren provocando el deslizamiento sin control de 39 carros y 4 locomotoras por una pendiente descendente de 10 kilómetros, hasta impactarse con otro tren en el patio ferroviario de Orizaba”, detalló Aranda.

“Es un milagro que no haya ocurrido una tragedia peor, esperemos que no haya migrantes sepultados entre los carros, pero pudo ser una tragedia mayor de haber traído (en ese tren) un químico peligroso, hubiera explotado todo”.

El tren que transportaba tolvas cargadas de trigo fue descarrilado intencionalmente y chocó contra otra unidad que se encontraba estacionado sobre las vías.

El tren partió de Orizaba y mientras subía por Acultzingo, delincuentes cortaron las mangueras de los frenos y dividieron el ferrocarril el tres partes.

“Lo que se está recabando es que (los delincuentes) cortaron las mangueras por donde el pasa el aire para frenos entre los carros, y además de eso separaron los carros en tres, los carros iban subiendo (Acultzingo) y se fueron para atrás y corrieron aproximadamente 10 kilómetros, a una velocidad de hasta 100 kilómetros por hora”, dijo Aranda.

El hecho dejó sólo un saldo de siete heridos, entre ellos cinco migrantes que viajaban en “La Bestia”.

También se reportó un niño herido de 10 años de edad y miembros de la tripulación del tren impactado que fueron rescatados.

El incidente ocurrió a las 3:35 horas en la colonia Río Blanco de Orizaba, Veracruz.

GMXT informó también que se realiza un levantamiento de las afectaciones derivadas de este evento.

“Grupo México Transportes reitera su preocupación ante este tipo de ataques a las Vías Generales de Comunicación, que ponen en peligro la vida de las poblaciones por las que transita, así como la de los trabajadores del ferrocarril”, dijo la empresa en un comunicado.

En la ruta Veracruz-Ciudad de México se transportan diferentes tipos de productos químicos peligrosos, situación que aumenta el riesgo en la operación con la situación de inseguridad imperantes, apuntó GMXT.

El accidente sucedió en el cruce de la avenida Sur 20 y la avenida Ferrocarril de la colonia Modelo de Río Blanco, zona donde la circulación quedó cerrada.

El tren cuenta con clasificación de químicos, pero Protección Civil y Bomberos descartaron riesgo químico, fuga de gas y diesel.

REFORMA dio a conocer que mientras en el primer trimestre del 2017 se cometieron 125 atracos en todo el país, en el último trimestre de ese mismo año se registraron 720, lo que significó un incremento de 476 por ciento.

Así, según datos del Sistema Ferroviario Mexicano, el número de robos a los trenes pasó de 10 casos semanales entre enero y marzo a 60 entre octubre y diciembre.

SIN FRENOS

Luego de que un tren fuera saboteado para robar su carga se produjo el descarrilamiento de varios de sus carros y su impacto con otra máquina en Orizaba, Veracruz.

SABOTAJE

– Cortaron sistema de frenos y dividieron el convoy en 3 partes

RIESGO

– Los vagones se deslizaron por 10 kilómetros a 100 km/hr

IMPACTO

– 17 vagones colisionaron con otra máquina en la estación

39 vagones en total

4 locomotoras del tren

17 vagones descarrilaron

7 personas lesionadas

Tolvas con trigo 90 toneladas en cada una