Betts, devora las Mayores

Gabriel Quintana
Toque de Sacrificio

Los Medias Rojas de Boston son uno de los mejores equipos del momento. Y una de sus principales razones se llama Mookie Betts. El jardinero derecho de los ‘Patirrojos’ lidera tres de las principales estadísticas ofensivas de todas las Grandes Ligas (MLB), demostrando que es el estandarte de del presente y la súper estrella del futuro para esta organización.
Con apenas 25 años, el que fuera elegido en la en la quinta ronda del draft del 2011, esta teniendo una campaña de ensueño, convirtiéndose como el mejor primer bate de todas las Mayores y de paso aportando la dinamita a este line-up que luce bastante completo con la llegada de JD Martínez y del despertar que ha tenido Hanley Ramírez.
El oriundo de Nashville, Tennessee, está bateando (.362), superando a otras estrellas como el propio Manny Machado y al guardabosques central de los Filis de Filadelfia Odubel Herrera. Betts ha confesado que le gustaría alcanzar el título de bateo, y romper con el dominio que impera de venezolanos desde el 2011, donde Miguel Cabrera y José Altuve se han apoderado de este galardón.
Pero el que también destacara a nivel colegial en el baloncesto, no sólo lucha por ser el ‘campeón de bateo’ de la Liga Americana, si no por convertirse en el pelotero con más bambinazos en este 2018, ya que Betts se ha ido para la calle en 13 ocasiones, compartiendo el liderato con cañoneros naturales como el caso del dominicano José Ramírez o del fuera de serie Bryce Harper.
Por si esto fuera poco, una de las principales armas con las que cuenta Mookie, son sus piernas, lo que le ha permitido ser uno de los peloteros más explosivos al momento de robar las almohadillas o de transitar a toda velocidad después de conectar algún imparable. Prueba de ello es que domina la también estadística de carreras anotadas con 43 en toda la ‘Gran Carpa’. Sin duda alguna es la figura del momento en Boston quien adoleció durante varias temporadas de un jugador con la dinámica con la que cuenta este atleta.
Y si a este pelotero agregamos a otros jugadores con un futuro prometedor como el caso del antesalista Rafael Devers con apenas 21 años y del jardinero izquierdo y llamado Andrew Benintendi con 23 años; estamos hablando de que los Medias Rojas tendrán un equipo competitivo para rato, similar a lo que están apostando sus eternos rivales, los Yankees de Nueva York, al dotar su franquicia con peloteros jóvenes y no con experimentados que rindan una o un par de campañas a lo mucho.
Markus Lynn Betts (su nombre original) ya también ganó un par de Guantes de Oro y ha sido considerado para dos ediciones del Juego de Estrellas. De seguir bajo este ritmo en la Liga Americana, será uno de los fuertes candidatos para convertirse en el Jugador Más Valioso (MVP), distinción que no se ve lejana tomando en cuenta las cifras que está generando. Aunque las últimas palabras la tendrán otros elementos como el propio Manny Machado o el segunda base de los Yankees de Nueva York: Didi Gregorius, quien ya ganó el premio como Jugador del Mes en abril.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz