Córdoba va a cazar venados

Tomás Setién Fernández
El Mundo de Córdoba

Los viajes ilustran y mas si estos son largos y fecundos, teniéndose que aprender esa frase el equipo del Córdoba FC que tendrá en su cuarto round de liguilla en zona del máximo limbo del balompié organizado azteca casi viajando hasta el fin del mundo, dentro de lo que ya es un récord muy particular de kilometrajes recorridos que ahora serán en serio y en serie, viajando hasta la blanca y bella Mérida en donde encararan al Deportiva Venados de Yucatán en una serie de partidos vitales para ya ir pensando en el número de talla, cabeza en mano, de la propia corona de campeón.
Mucho de que hablar del futbol yucateco hermanado con el cordobés a nivel profesional, recordando que un par de jugadores nacidos en nuestra ciudad jugaron de manera profesional en el balompié yucateco, ya que tanto el inolvidable y nunca bien llorado José Luis El Purina Hernández y Elias Ledezma en alguna ocasión cobraron sus salarios defendiendo el honor futbolístico de los Venados, un mote de guerra que ha prevalecido a través de los años, para mencionar a equipos de aquellos lejanos y a la vez maravillosos lares.
Inclusive ya en la temporada 85-86 de la Segunda División (hoy Liga de Ascenso) el equipo de los Azucareros de Córdoba realizó un partido oficial ante Yucatán, siendo dirigidos los cordobeses por el técnico más caballeroso del mundo, el tapatío Jesús Trelles Padilla, e inclusive el once azucarero realizo en ese mismo torneo el segundo viaje mas largo que marca la historia del propio fútbol rentado cordobés yendo a jugar con el conjunto de Chetumal.
Eso sí, el equipo del Cordoba FC que recibe hoy a los yucatecos en su ya clásico horario de las cuatro de la tarde en la cancha del Estadio Licenciado Rafael Murillo Vidal, escribe otro kilométrico desplazamiento en lo relacionado con los juegos de liguilla de los escuadrones de nuestra tierra a través de la historia de todos los tiempos, ya listo para jugar el entrante sábado en la tierra del faisán y del venado, logrando el segundo sitio en kilometrajes recorridos, solo atrás del viaje casi al centro de la tierra que el cuadro de Patriotas realizó hasta Manzanillo, Colima el año de su titulo y ascenso.